Resultados



El hecho de trabajar de forma conjunta ambos aspectos, cognición y emoción, supone un avance con respecto a los métodos tradicionales utilizados en la intervención en capacidades cognitivas en personas mayores.

Esto, unido al uso de las nuevas tecnologías, hace del Programa de Estimulación Cognitiva e Inteligencia Emocional una herramienta efectiva e innovadora para la intervención con el colectivo de mayores, ya presenten deterioro cognitivo o no.



Por otro lado, la respuesta basada en la manipulación directa de los cubos en dos dimensiones, supone una evolución con respecto a los métodos tradicionales en los que el sujeto se presenta como un mero receptor de contenidos y donde su respuesta se reduce a la única acción de presionar una tecla.

Así este nuevo formato de interacción proporciona al jugador una sensación de mayor control sobre la tarea, lo que se traduce en mayor seguridad y confianza en sí mismo, una mejora de la autoestima, incremento de la motivación, etc.

Finalmente, hacer referencia sobre los beneficios de este tipo de programas sobre la inclusión de las personas mayores en el mundo de las nuevas tecnologías como una de las líneas de actuación en las políticas actuales de envejecimiento activo.